Eleguá Achi Kuelú
Eleguá

Camino de Eshú Achi Kuelú, el espíritu de la tierra que nos regala fortuna

Eshú-Eleguá es la eterna combinación del bien y el mal en la religión yoruba, el guerrero y niño travieso, la prosperidad y el infortunio, el protector de las encrucijadas y soberano de los montes, quien nos guía por los caminos si somos dignos de su ayuda y su apoyo.

Elegguá en algunos de sus 121 caminos es considerado también como Echú, que rige las manifestaciones de lo malévolo, hace trampas y engaña a los Orishas y hombres, pero que simboliza a la vez el equilibrio sin el que el mundo no puede proseguir.

Es Elegguá por tanto, la representación en el panteón yoruba, de ese constante vínculo entre lo positivo y lo negativo, y nos puede abrir las puertas de la suerte y la prosperidad, pero también puede provocar todo tipo de desagracias cuando no estamos en equilibrio con nuestro ambiente y nuestro camino espiritual.

Eshu-Eleguá Achi Kuelú, el viejo dueño de los minerales

Es el camino de Eshú-Eleguá Achi Kuelú uno de los caminos más viejos de Eleguá.

Se le caracteriza de hecho como un anciano de muy baja estatura que vive en huecos y túneles bajo tierra, en las encrucijadas.

Por ser pequeño en estatura, se le compara a veces con la forma de un duende.

Es un espíritu de la tierra y el protector y guía de los que caminan por la espiritualidad, a los que ayuda a escoger los mejores senderos.

Características de Eshu-Eleguá Achi Kuelú

Este es el Elegguá de Orisha Oko, el orisha de los cultivos, los alimentos y la tierra.

Achi Kuelú habita generalmente en los huecos, entre cuevas y túneles debajo de la tierra, sobre todo en las encrucijadas o en los campos de cultivo.

Por ser un Eleguá de tierra se conecta directamente con la energía de Orisha Oko, son amigos inseparables y con su poder este Eleguá favorece los sembradíos y la fertilidad.

Es por la misma razón y su conexión con la madre Tierra, que entre sus herramientas y atributos de poder lleva todo lo de jardinería y de labranza.

Es este Eleguá el dueño de los tesoros enterrados, del oro y los minerales del mundo, y también de las piedras preciosas.

Entre las ofrendas y atenciones que recibe están:

  • Los granos y frutos de la tierra.
  • Pasea a gusto entre cultivos y sembrados.
  • Le gusta comer palomas.

¿Qué le podemos pedir a este Eleguá?

Eleguá Achi Kuelú es una deidad que trabaja mucho, sobre todo labrando la tierra, por ello se le ruega para que traiga prosperidad, abundancia y fertilidad tanto a la tierra como a la mujer y al hombre.

A Eshu Achi Kuelú se le reza mucho por la evolución y el desenvolvimiento, pues a él le pertenecen los minerales, fundamentalmente el oro, de ahí que muchas de sus ofrendas incluyan objetos brillantes.

Debemos ser fundamentalmente atentos con este Eshú, pues si nos cierra las encrucijadas, tardaremos en tomar una buena decisión.

Además, al ser el dueño de los minerales, puede llevarse la clave de la prosperidad económica.

También se considera protector de todos los que se dedican a todo tipo de cultivos, y a trabajar en la tierra.

Seguir leyendo:

Una oración a Eleguá para que la fortuna me sonría y ganar la lotería

Comparte y difunde:

2 Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: