Pataki eleguá eyioko oshe
Eleguá

¿Cómo Eleguá y Orula crearon familia? Pataki de Eyioko Oshe

Estos patakies nacen en el oddun Eyioko Oshe (2-5) también conocido como Oyekun She y Oyekun Oshe.

En este Oddun nace:

  • El carro fúnebre.
  • El matrimonio entre primos hermanos.

En este Oddun también es donde algo se finaliza, pero este final trae un nuevo amanecer.

Es un proceso de restablecimiento pausado, algo que termina para dar paso a una nueva ocasión para surgir, aunque la recuperación es lenta son firmes.

Se disfruta de todo aquello que un día se dio por perdido.

Pataki donde los «muertos grandes» están enfermos

Pataki Osun eyioko oshe
Representación de Osun

Dice Ifá que existió una tierra que cuando el adivino Orunmila llegó a ella no podía entablar conversación con nadie pues todos estaban muertos.

Orunmila solo se encontró con Elegguá y le preguntó por los pobladores de esa tierra y Elegguá le contesta que todos estaban muertos y él quedaba para velar por todos ellos, como su fiel vigilante (este Elegguá se llama Eshú Borde, quien vive entre los muertos).

Elegguá le dice a Orunmila que mirara para la cima de la montaña, Orunmila mira y vio el reflejo de Osun y asombrado dice:

¿Cómo es que este está vivo?
¡Ah!
– responde Elegguá, es porque él es el grandioso trofeo de los grandes reyes caídos y nunca caerá.

Aquí es donde Osun tiene muchos hijos y es el nacimiento de una nueva tierra, pero nadie puede asentarlo y él es quién se sienta sobre las cabezas de todos, ordenado por Olofin.

La Historia de la creación de la familia

Pataki de Eleguá eyioko oshe

Ifá manda a Orunmila a otro pueblo para mejorar su suerte y este va acompañado de Elegguá.

Llegan a un pueblo y se dan cuenta rápidamente que no había pobladores, todo estaba completamente desértico y Orunmila al consultar le sale el Oddun de Oyekun Oshe, y Elegguá le dice que haga Ebbó y lo llevara a la manigua.

Así lo hace Orunmila y siete días después le dice a Elegguá que iba a poblar aquella tierra.

Entonces manda a buscar dos obini (mujer) al pueblo más próximo.

Elegguá sale a buscarlas y encuentra dos obini jimaguas que necesitaban ayuda porque se encontraban en mal estado.

El dueño de los caminos las lleva donde Orunmila y este le dice que ayudaría a esas mujeres a salir de esa situación.

Ambas mujeres se miraron al pie de Orunmila y este les dijo lo que les sucedía, y se quedaron tan asombradas de la verdad dicha por el adivino que se enamoraron de él.

Entonces se compartieron las mujeres, una fue para Elegguá y la otra para Orunmila.

Y así harían familia, los hijos que procreasen se juntarían con los otros y así sucesivamente hasta poblar aquel pueblo. 

Comparte y difunde:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: